El huevo de Pascua

En la mitología, el huevo está asociado a la fertilidad, la esperanza y el renacimiento; el Ave Fénix, por ejemplo, vuelve a la vida de forma cíclica a partir de un huevo... Los primeros cristianos asociaron la resurrección de Cristo con el símbolo del huevo, retomando una costumbre que parece datarse en el antiguo Egipto: regalarse unos a otros huevos el Domingo de Resurrección.

Varias son las leyendas asociadas a esta tradición, como la que cuenta que un conejo se quedó encerrado en el sepulcro de Jesús, saliendo a los tres días con un huevo pintado como mensaje de alegría. Otros dicen que tiene que ver con la costumbre medieval de no comer huevos durante la Cuaresma (tradición eliminada a mediados del s.XVII); parece ser que entonces se bañaban en cera líquida para conservarlos y poder comerlos luego.

Posteriormente se introdujo el pintarlos de brillantes colores, a modo de regalo; algunos dibujos tienen un carácter simbólico, como el color rojo propio del mundo ortodoxo (la sangre de Jesús en la Cruz), soles (luz), flores y abejas (alegría), golondrinas (felicidad),... Esta tradición es muy popular en la Europa oriental, hasta el punto que en Rusia la zarina recibió exquisitas joyas en forma de huevo...

4 aportaciones:

Cayetano dijo...

Y la historia es aprovechada por los fabricantes de dulces y chocolates para sacar un horrible huevo- regalo para los nenes. No hay más que ver el anuncio con los papás típicos, el niño típico y... todos felices con su huevo kinder. Jejeje. Odio ese anuncio.
Un saludo.

C.G. Aparicio dijo...

¡Qué curiosa historia! Lo cierto es que no sabía nada acerca del origen del huevo de Pascua. Cierto que muchas religiones tienen unos cerrados lazos con éste, por ejemplo la china, pero para nada imaginaba que el cristianismo igual los tuviera. Lo creía más como un producto de nuestra materialista sociedad.

No te acostarás, sin saber una cosa más... ;D

Un saludo!

Negrevernis dijo...

Así es Cayetano, en ese dulce había pensado también al escribir la entrada.
El problema es que a mi hija le encanta ese huevo de chocolate...

Un saludo.

Negrevernis dijo...

C.G. Aparicio,
sin embargo, es una costumbre muy arraigada en algunas zonas mediterráneas y en los países anglosajones...

Un saludo.