Un año más, tarrolibro y Club de lectura

Hace varios años que en mi casa llevamos a cabo la animación lectora del Tarrolibro: una sencillísima actividad que encontré en la red hace tiempo y que desde entonces realizamos, como podéis leer aquí

Esta vez nos hemos extendido algo más de un año, debido a que mis tareas profesionales me han impedido poder tener un sábado libre desde primavera para poder cambiar esas monedas ahorradas a lo largo de los meses por libros nuevos para leer. Finalmente, logramos poder ir ayer a La casa del libro de Madrid; íbamos con una lista de libros ya preparada, pero la tentación de dejarse llevar por las estanterías y sorprenderse al encontrar un título que no esperábamos nos pudo a los tres. 

Tarrolibro 2019

Esta excursión, además, es ya un clásico en mi grupo del Club de lectura del colegio: este curso pasado ya dieron por hecho que, un año más, iríamos en primavera a comprar nuevos libros. Efectivamente, fuimos a finales de mayo, como colofón de las reuniones de todo el curso, acompañados además por  una antigua alumna que quiso participar. El curso que viene este club de lectura posiblemente estará formado por alumnos de 1º, 2º y 4º de ESO y por algunos antiguos alumnos de Bachillerato. Una experiencia muy gratificante, fuera del horario escolar y de las actividades colegiales, ya que, como sabéis, la idea partió de un alumno de 4º de ESO hace algunos años y el grupo se ha convertido en un espacio donde compartir y opinar para adolescentes y jóvenes de entre 12 y 18 años. 

Excursión del Club de lectura del colegio en mayo 2019
Al llegar a casa, ya hemos comenzado nuestro nuevo tarrolibro 2019-2020...

¡Felices lecturas!

Las vampiresas romanas



Posiblemente las striges fueron, en la mitología romana, lo más parecido a la figura de nuestros vampiros... 

El origen de estos terribles monstruos femeninos los encontramos en las Tracia y Tesalias griegas, de donde se pensaban que procedían, aunque los antiguos romanos las hacían habitantes de las centrales Etruria y Marsica

Gracias a su magia, estas mujeres podían convertirse en pájaros para cometer sus maldades durante la noche, prefiriendo especialmente a los niños, a los que chupaban la sangre y arrancaban sus vísceras para comérselas (como intentaron hacer al rey Proca de Alba Longa y bisabuelo de Rómulo y Remo, con tan solo cinco años, según narra Ovidio), gracias a sus picos y garras de rapaz; los autores clásicos decían que, como mujeres, tenían horribles melenas en las que se podían ver plumas, serpientes, hierbas, huevos de sapo y huesos arrancados.

Pero cuentan que lo peor era su estridente chillido (de ahí su nombre, pues el verbo latino stridere significa graznar o chillar), similar al de las posteriores banshees irlandesas: agudo, penetrante, asociado al mundo animal y a la muerte...

  • Vlad III, el Empalador: nuestro más famoso vampiro, aquí

Baamboozle: juego de preguntas y respuestas

Baamboozle es una herramienta digital apta para crear sencillos juegos de preguntas y respuestas. En el aula solo es necesario un ordenador o tablet y un proyector. 

Para preparar un juego es preciso registrarse en la web, seleccionar la creación de un nuevo juego, asignarle un nombre y una breve descripción y, de forma opcional, una imagen asociada. 

A continuación se pueden crear tantas preguntas como se desee; por defecto la plataforma asigna 15 puntos a cada pregunta, pero se puede cambiar esa puntuación según el nivel de dificultad de cada pregunta, así como añadir una imagen. Cuando el juego esté listo, se puede seleccionar la opción de juego por equipos (mínimo dos y máximo cuatro), aunque también hay una opción de estudio individual. 

Al jugar por equipos aparecerá un panel de tarjetas azules numeradas, con la puntuación de cada equipo encima del panel. Cada equipo debe elegir una tarjeta para contestarla en menos de 15 segundos; una vez respondida, presionando el botón verde los puntos se asignarán al grupo, si ha acertado, o no se asignarán, con el botón rojo -y la tarjeta aparecerá tachada). Las tarjetas de preguntas respondidas cambian de color para no ser de nuevo seleccionadas. 

Os dejo aquí un ejemplo realizado con esta aplicación, sobre los sacramentos de la Iglesia Católica:

El Arte Románico para clase de Religión

Uno de mis estilos artísticos preferidos es, sin duda, el arte Románico, como puedes leer aquí

Dentro del temario de la asignatura de Religión Católica para 2º de ESO, uno de los aspectos que se abordan es la expresión artística de elementos religiosos durante la Edad Media; estos contenidos están bien articulados en este curso, ya que coincide con parte del temario de Historia de Arte que los alumnos de 14 años estudian en ese momento. 

He realizado con el programa Canva -uno de mis favoritos para hacer infografías- un breve resumen de este estilo artístico, usando unas de las plantillas gratuitas que la plataforma ofrece con aspecto de periódico. Podéis descargar el resumen desde Google Drive: