El triskel.

Seguro que conoces este símbolo: el triskele. Su nombre deriva de una palabra griega que significa "tres patas" o "tres brazos": los tres rayos que salen de su centro. Los celtas luego transformaron esos rayos en tres formas geométricas estilizadas o espirales, en ocasiones acompañadas por un rostro humano central. Simboliza el movimiento y el sol, pero para algunos también las fuerzas que interactúan en la naturaleza; el número tres le aporta el sentido de equilibrio.

Este símbolo era llevado por los druidas porque se consideraba que era un talismán mágico con poder curativo (bajar la fiebre o aliviar heridas) y sagrado (ayudar a las almas a llegar ante sus antepasados). También ayudaba a estos sacerdotes a entrar en trance y ponerse en contacto con la divinidad.

2 aportaciones:

Lectores Inquietos Poemas dijo...

Hola entre a visitarte
me recordo a mi niñez
en el colegio gracias
te sigo amiga.
Feliz fin de semana...

Negrevernis dijo...

Gracias por tu visita, siempre bienvenida.