Consejos de Santo Tomás para estudiar.

Así aconsejaba Santo Tomás cómo debía ser el estudio para conseguir óptimos resultados. Dedicado, pues, a todos mis alumnos en este principio de curso escolar...

“Ya que me preguntas, carísimo hermano en Cristo, cómo debes estudiar para adquirir el tesoro de la ciencia, mi consejo es el siguiente.

No te lances de pronto al mar, sino acércate por los riachuelos, porque a lo difícil se ha de llegar por lo fácil. Te mando que seas tardo para hablar y para ir a distracciones; abraza la pureza de conciencia; date a la oración; procura permanecer en tu celda, si quieres entrar un día en el templo del saber; sé amable con todos; no te preocupes de lo que hacen los demás; no tengas demasiada familiaridad con nadie, pues la excesiva familiaridad engendra desprecio y roba tiempo al estudio; huye sobre todo de perder el tiempo; imita a los santos y a los buenos; guarda en la memoria todo lo bueno que oigas, sin reparar en quién lo dijo; trata de entender cuanto leas y oigas; cuando tengas alguna duda, aclárala; acumula cuantos conocimientos puedas en el arca de tu mente, como quien trata de llenar un vaso; no busques lo que sea superior a tus fuerzas.

Si sigues estos pasos producirás copiosas ramas y frutos en la viña del Señor. Cúmplelo y alcanzarás lo que deseas.”

2 aportaciones:

C.G. Aparicio dijo...

¡¡Cómo se nota que ya ha empezado el curso!!

Sin duda un buen consejo que se debería seguir, no sólo durante el curso escolar, sino durante toda la vida.

Un saludo!

Negrevernis dijo...

Así es. A ver si sirve de algo...