Las herramientas del hombre prehistórico.

Con frecuencia te crees que lo has inventado todo. Te sorprendería saber que gracias a otros que vivieron antes que tú has llegado a donde estás. Y los primeros en esta línea de mejora, de adaptación constante, fueron los diversos hombres que poblaron la Prehistoria. Personajes que lucharon con su entorno, aprendieron del hábitat y se adaptaron a él para poder sobrevivir.

Las herramientas del hombre prehistórico son un ejemplo de esa evolución precisa y constante, un fluir interminable durante miles de años que nos ha conducido a ser quienes somos:

  • El Homo habilis fue, seguramente, el primero en aprovechar las piedras de su entorno para mejorar sus condiciones de vida. Tal vez también antes que él lo hiciera el Australopithecus. Así nació el chopper, destinado a trocear la carne y cortar superficies duras, como la piel de un elefante:
  • Homo erectus fue, después -o en paralelo en ocasiones- un innovador tecnológico. Lo que fabrica en piedra -su industria lítica- se llama Achelense: lo que tú llamas hachas de mano y que en realidad reciben el nombre de bifaces, trabajadas por las dos caras y diseñadas para cortar, trocear o machacar:
  • El Homo neandertalensis mejoró la técnica anterior, heredada por generaciones o contactos con grupos de Erectus: su evolución es el Musteriense, con piezas más especializadas para fabricar pieles, cortar cuero o preparar alimentos: raederas (la primera foto), puntas (la segunda) o denticulados
  • El Homo sapiens sapiens multiplica las piezas, muchas pequeñas -propias de un cerebro más evolucionado-, como cuchillos hechos con lascas, bastones de mando, azagayas, propulsores, arpones, puntas de flecha o trabajos en hueso y marfil. Las piezas que se realizan en el Neolítico son, por tanto, más pequeñas y variadas.

Pincha aquí para saber cómo se hace un bifaz.
Para ver las herramientas prehistóricas con sus nombres, uso y equivalencia hoy, aquí.

14 aportaciones:

chamana dijo...

Este verano estubimos en la cueva de Altamira, que se derrumbo la entrada y ya no se puede visitar, pero esta la neocueva que es una replica exacta de la de Altamira, esta muy lograda y ademas el guia te lo detalla todo tan bien, es como si te trasportaras siglos atras.Increible como vivian y como hemos evolucionado.

Alfredo dijo...

Muy sencillito y didáctico. Lo bueno si breve...

Negrevernis dijo...

Chamana, qué gran suerte habéis tenido al poder visitar Altamira... Las réplicas que existen en España estánn logradísimas... para los que no hemos tenido esa suerte.
Una visita muy didáctica para tus hijas, muy bien hecho ;-)
Saludos.

Negrevernis dijo...

Alfredo,
me encanta la Prehistoria. Estos días ando contando cosas de nuestros abuelos prehistóricos a los de 1ºESO, y me faltaban las imágenes. A ver si lo pillan para el examen ;-)
Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias, Negrevernis son buenos apuntes para el paleolítico. Ahora mismo los imprimimos.

Besos.

gela dijo...

Las réplicas... bueno, son como los retratos, nunca sabrás como era esa persona, sólo verás su imagen. Cuando entras en una cueva original, como la de Tito Bustillo, no es lo mismo que ir un sábado a Parque Principado, todo cartón piedra. En Puente Viesgo hay varias cuevas prehistóricas, y aún se pueden visitar, de momento, sí.

Las réplicas no pueden reproducir la humedad, el pulcro silencio, la sosegada e imbatible presencia de un pasado común que se nos cae encima, para que experimentemos qué es lo que fueron otros y lo que vamos a ser también nosotros. Son como cementerios civiles, sin cruces, pero con manos pintadas en las piedras, parecidas a esas que postulaban el Madrid olímpico. Tengo la corazonada de que me entiendes.

Negrevernis dijo...

Anónimo, aquí queda la entrada. Habrá más, seguro: para entendernos hay que leer la Historia. Pero si sirve de aproximación, bienvenido todo.
Gracias por tu visita.

Negrevernis dijo...

Gela,
las réplicas nos dejan con ganas de más y sólo nos acallan, por un breve tiempo, la curiosidad y el misterio de acercarnos a quiénes somos.

Es como explicar una obra de arte, cosa que sólo me gusta relativamente, pues estoy convencida de que la mera comtemplación profunda y seria de la obra ya dice a la persona más que mis palabras.

Por eso creo que el regalo que tenemos los amantes de la Historia es que reconocemos el legado dejado como un Misterio que debemos atesorar, embeber, proteger.

Gracias por tu aportación y tu visita. Saludos.

Anónimo dijo...

gracias por tu mensaje pero nesecito mas imformacion ☺ ☻ ♥

Anónimo dijo...

Lo que quiero decir es que las réplicas no me gustan. Prefiero ver la realidad, que, aunque me guste menos, tiene la virtud de lo auténtico. Esto me recuerda a la película ' Los mundos de Coraline'. No hay que transitar con los pies puestos en dos caminos, porque al final, acabas cayendo al vacio. Soy Gela, besos.

Anónimo dijo...

gracias por la informacion en realidad aporta mucho

Negrevernis dijo...

Anónimo,
espero que en tu paseo por el blog sigas encontrando cosas que te sean útiles.
Un saludo.

Anónimo dijo...

me ha servido mucho te blog muchas gracias me salvaste ele finde semana

viridiana eslava dijo...

Muy buena información, gracias :3