Las manos en la Prehistoria

Siempre he tenido una especial predilección por todo aquello que tenga que ver con la Prehistoria. Tal vez sea que mi generación es la de Indiana Jones -¿por eso muchos hemos acabado arqueólogos?- o, quizá, porque nos suena a misterioso y desconocido.

Hoy traigo otra de mis imágenes favoritas: las de las manos en el arte prehistórico. Podemos ponerle como fecha sobre el 30 000 aC -casi nada-, dentro de la etapa Auriñaciense del Paleolítico Superior. En este momento parece que nace el arte Paleolítico como tal, aunque siempre con una finalidad religiosa, no con intención de plasmar el entorno.

Si te fijas, los tonos son reducidos: negro (con carbón), ocre y rojo (con arcilla), usando grasas y sangre animal como aglutinante.

Las manos es un tema que podemos encontrar sobre todo en el norte cantábrico de nuestra península (también en la Patagonia, Pirineos franceses y Francia mediterránea), tanto vistas en negativo (apoyando la mano y soplando con un canutillo lleno de pintura, o quizá con la boca) como en positivo (apoyando la mano con la palma cubierta de pintura), y casi siempre, si te das cuenta, son manos izquierdas. Aparecen pintadas en lo más profundo de las cuevas, la parte más sagrada y misteriosa de ellas.

Algunas manos, además, han sido encontradas con mutilaciones, generalmente del dedo meñique...

¿Por qué hicieron estas pinturas? Hay muchas ideas:
  • formando parte de un ritual religioso
  • dentro de un proceso de paso del adolescente al adulto
  • para reforzar la voluntad del hombre cazador
  • o como signo de captura u ofrenda, ya que a veces, en vez de estar en grupo, como las de la imagen, aparecen encima del lomo de un animal
  • algunos piensan que las manos mutiladas están representando algún tipo de signo, ya que no se han encontrado esqueletos con esa deformación. ¿Estarán hechas esas improntas con los dedos doblados?
  • quizá nos habla de algún tipo de culto relacionado con una parte del cuerpo asociada al poder o al mundo espiritual
No hay nada claro, ya que, como en casi todo en Prehistoria, no tenemos textos escritos que nos permitan saber aspectos religiosos con seguridad. También podemos encontrar, de la misma época, pies, brazos, puntos y trazos gruesos hechos con un dedo.


Más sobre Prehistoria en este blog.



5 aportaciones:

Alfredo dijo...

Hola Montse.
Además de todas esas hipótesis que apuntas, creo que queda una, la que hace que cientos de grafiteros dejen su huella en la ciudad..., demostrar que están ahí. La huella premeditada es dejar constancia de tu paso, reforzar una voluntad de existencia. También sin duda debe tener un componente mágico posiblemente de posesión y de conexión/enlace... Pero quien sabe. Deberíamos poder volver al pasado para resolver este y otros misterios.
Saludos. Indiana Jones.

Negrevernis dijo...

Hola, Indi :)

Estoy de acuerdo contigo. Pero, si esa hipótesis es cierta (y me temo que nunca lo sabremos), ¿por qué no participaron las mujeres?
Confiemos en los arqueólogos.
Gracias por tu visita. Un saludo.

Alfredo dijo...

Que yo sepa cuando se habla del hombre prehistórico se utiliza un genérico para querer decir la humanidad ¿Quién nos dice que no fueron mujeres las que pintaron las cuevas? De hecho las primeras representaciones figurativas son de mujeres, las Venus.
Tendemos a reconstruir el pasado más remoto con prejuicios que a lo mejor habría que aplicarlos en sociedades más cercanas.
Como te ha gustado lo de Indi, pues Indi. A mí también me gusta.
Hasta luego.

Negrevernis dijo...

De hecho, algunas de esas manos parecen de mujer... Y otros dicen que el lado izquierdo debía de representar el aspecto femenino y espiritual de aquellas sociedades.
Un saludo.

carlos.goldarbeiter dijo...

Hola que tal???
Me ha gustado mucho el esquema de prehistoria!!
Me lo voy a quedar para cuando estudiemos el tema, me lo repasaré.