El origen de las notas musicales.

Ut queant laxis
Resonare fibris
Mira gestorum
Famuli tuorum
Solve polluti
Labii reatum
Sancte Ioannes
(Guido d'Arizzo, 991-1033?)

La nomenclatura de las notas musicales se deben a este monje benedictino italiano, del que se dice además que es el introductor del pentagrama, extrayendo sus nombres de la primera sílaba de este himno dedicado a San Juan atribuido al monje de Montecasino Paulo Diácono.

En el s. XVIII la nota Ut se transformó en Do, tal vez porque así era más fácil de cantar. En el s. XVI se usó el nombre de San Juan, en el mismo himno, para obtener la nota Si. En el mundo anglosajón se emplean las siete primeras letras del alfabeto para nombrar las notas.


4 aportaciones:

Cayetano dijo...

Muy curioso.
Mira qué casualidad. Estaba mirando unas tablaturas de algunas canciones para ver si soy capaz de aprender algo.
Un saludo.

Negrevernis dijo...

Tenía pendiente la entrada desde hace dos días. Habrá sido telepatía.

Un saludo y buen final de curso.

C.G. Aparicio dijo...

¡¡Qué curioso, cómo un himno cualquiera puede marcar de tal manera la Historia de la Música!!

Un saludo!

Negrevernis dijo...

Así es, C.G. Una prueba más de que nuestro pasado cristiano está muy presente en nuestras estructuras.

Un saludo.