Zodiaco y mitología (1): Aries



El signo zodiacal de Aries se relaciona con el Vellocino de Oro, el carnero cuya madre fue la princesa tracia Teófane. Bella como ella sola, la princesa fue secuestrada por el dios Poseidón y este, para evitar que los pretendientes de la joven la encontraran, la convirtió en una oveja; nunca más pudo recuperar su forma alada, y fruto de la pasión del dios del mar por la princesa fue el carnero volador... Tiempo después, el héroe Jasón, junto con los argonautas, tuvo que ir a buscar la piel brillante del carnero, lo cual dio lugar a una larga serie de fantásticas aventuras que podéis leer pinchando aquí

El carnero logró salvar de la muerte a dos niños, Frixo y Hele, a los que su madrastra quería matar. Su verdadera madre los puso en el lomo del animal y este desapareció en el aire con los pequeños, pero con tan mala suerte que, al sobrevolar el estrecho que une el Mar Negro con el Egeo, la niña se cayó y murió ahogada (por eso ese mar interior se llama el mar de Hele: Helesponto). Frixo logró sobrevivir en el reino de la Cólquide, donde gobernaba Eetes, un hijo del Sol; en agradecimiento, sacrificó a Zeus el carnero y el rey colgó su maravillosa piel en un árbol de un bosque sagrado guardado por un temible dragón...

Zeus convirtió al carnero en una constelación, pero sus estrellas brillan poco porque no conserva su dorada lana...

  • Otras constelaciones mitológicas, aquí y aquí
  • Jasón y el Vellocino, en el Museo del Prado (Madrid), aquí
  • Aries y la astronomía, aquí.