¿Qué son los circos romanos?

Aunque con frecuencia pensamos que eran las luchas de gladiadores los espectáculos que más gustaban a los antiguos romanos -fruto de la influencia de las películas de romanos-, en realidad eran las carreras del circo las que más éxito tenían en la antigua Roma. La amplitud del Circo Máximo de Roma, con 225000 plazas, o los escritos sobre lo que allí pasaba nos lo demuestran, llegando a celebrarse carreras hasta el s. IV, cuando ya las otras alternativas de ocio habían desaparecido.

El espectáculo consistía en unas carreras de carros de dos caballos (bigae) o de cuatro (cuadrigae), que daban vueltas al estadio, alrededor de una spina; aunque estaban prohibidas, las apuestas eran corrientes, dividiendo a aurigas y público en cuatro bandos o factiones, que se identificaban por colores: blanco, azul, verde y rojo.



El edificio tenía planta rectangular, rematado en uno de los lados cortos con una forma semicircular, siendo recto por el otro, donde estaban las carceres, la línea de salida de la carrera, así como la puerta de entrada de los participantes (porta pompae) y las caballerizas. En el centro, la spina dividía en dos el recinto y tenía un podium decorado con esculturas, columnas y obelicos relacionados con los ganadores de las carreras. El público se sentaba en el graderío o cavea; en uno de los lados de la cavea se situaba el palco de las autoridades y justo enfrente, el palco de los jueces. El uso del mortero permitía a los romanos construir este edificio en distintos puntos de la ciudad, sin tener que disponer de una colina donde colocar las gradas, como ocurría en los teatros griegos. 

Posiblemente, esta sea la imagen más conocida que el cine nos ha dado sobre el circo romano:


  • Circo de Mérida (España), aquí.

4 aportaciones:

Cayetano Gea dijo...

El circo, en efecto, se destinaba básicamente a carreras, por ejemplo, de cuádrigas como vemos en Ben Hur. Los espectáculos sangrientos con gladiadores, fieras y esclavos a masacrar se dejaban más para el anfiteatro. Su referencia actual sería la plaza de toros.
Un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Uno nunca se cansa de ver esa carrera entre el príncipe Ben-hur y el canalla de Mesala. Es la escena que más fama a dado a este espectáculo. Y parace que no pase el tiempo por ella.
Un saludo.

Negrevernis dijo...

Cayetano: efectivamente, el espectáculo favorito de las masas romanas...

Negrevernis dijo...

Desdelaterraza, así es: una buena ilustración para los alumnos de 1º. Un saludo.