Zodiaco y mitología (3): Géminis



Los griegos los llamaban "los hijos de Zeus", la pareja de gemelos, Cástor y Polideuces que el padre de los dioses tuvo con la princesa etolia Leda. Para ser exactos, Polideuces (el romano Pólux) era hijo de Zeus, pero su gemelo no, pues Leda estaba realmente casada con el rey espartano Tindareo. Tenían, además, dos hermanas gemelas, Helena (considerada tradicionalmente como hija de Zeus también) y Clitemnestra. Según cuenta la tradición, los hijos de Leda nacieron de uno, dos o tres huevos, y por eso a los gemelos se les representa con un yelmo en forma de cáscara de huevo, adornada por una estrella brillante en la frente

Amantes de las aventuras, los jóvenes viajaron con Jasón y el resto de los argonautas en busca del Vellocino, y por eso griegos y romanos los veneraron como los patrones de los marineros; en sus viajes, Pólux destacó sobre su hermano como un joven fuerte y preparado para la lucha, lo que le valió ser el maestro de Hércules en esta disciplina, mientras que Cástor se convirtió en un avenzado jinete. 

Unidos durante su vida de forma inseparable, lo fueron también en la muerte: en un enfrentamiento contra los mesenios, Cástor, el mortal de los gemelos, resultó gravemente herido. Pólux, desconsolado por el dolor al ver cómo su hermano moría y él no, ya que era inmortal, le suplicó a su padre Zeus que su gemelo pudiera estar un día en el Olimpo y luego poder él visitarlo en el Hades de los mortales. Otros dicen que, roto por el dolor, Zeus transformó a los dos hermanos en dos estrellas brillantes situadas cerca una de otra, a fin de que estuvieran siempre unidos -aunque, como Cástor no es hijo de Zeus, este hizo que su estrella brillara un poco menos que la de su hermano. 

  • La constelación de Géminis, aquí