Plutón, NASA y mitología.

Estos días nos llegan noticias sobre el pequeño planeta Plutón, ya que la nave New Horizons ha completado con éxito su primer vuelo de reconocimiento sobre nuestro lejanísimo vecino. Tenemos ya las primeras fotos de alta calidad sobre su superficie, aparentemente joven (unos 100 millones de años de antigüedad), sin cráteres, con una atmósfera irrespirable para nosotros (metano, nitrógeno y dióxido de carbono). También tenemos noticias de sus satélites, estando quizá uno de ellos cubierto en su superficie por agua helada. 

Hace poco tiempo, me llegaba un retuit hecho por Santiago Vallejo (@SantiagoBio), del proyecto gamificado Zombiología, a @zamu_o (al que no conozco, pero que se define como una "sustancia inestable y errática"), sobre Plutón... Un comentario lleno de mitología y humor mitológico: 


Quizá por su carácter de planeta último de nuestro Sistema Solar (o tan pequeño que ya algunos no lo consideran de él), los nombres relacionados con Plutón están todos relacionados con la oscura frontera entre la vida y la muerte:
  • Plutón es el nombre romano asignado al dios de los muertos griego, Hades, hermano de Zeus y Poseidón, hijo de Cronos -si, el que se comía a sus hijos nada más nacer, porque una profecía decía que uno de ellos lo destruiría- y Rea. En su reino viven las sombras de los muertos -pues eso es lo único que sobrevive a la muerte-, y es allí donde son juzgados por los hijos que Zeus tuvo con la princesa fenicia Europa, nieta de Poseidón. Hades gobierna en su reino infernal y subterráneo junto con la sobrina Perséfone, diosa de la fertilidad, que vive seis meses con él y otros seis en la superficie, junto a su madre Démeter. 

  • Caronte es el feo, vulgar, sucio y escuálido barquero que lleva a las sombras de los muertos hasta el Hades, cruzándolos en su barco por las aguas del Estigia, y recibiendo a cambio una moneda (óbolo) que era depositada por los familiares del difunto bajo su lengua, a fin de pagar los servicios del barquero. Esta labor de transportador de almas (psychopompos) lo realizaba al principio el dios Hermes, mensajero del Olimpo y dios de los trampas, los engaños y el dinero. No todo fue bien para Caronte, pues una vez fue castigado por llevar a Heracles vivo al reino de los muertos, cuando el héroe iba a buscar a Cerbero en su última prueba

  • La Hidra de Lerna era hija de Equidna, la mujer-serpiente. Tenía nueve cabezas, una de ellas inmortal, que tenían el poder de restituirse cuando eran cortadas. Fue vencida por Hércules, ayudado por su sobrino Iolao, como puedes leer aquí o ver en este vídeo

  • Cerbero, el perro de múltiples cabezas -entre tres y cincuenta, según las fuentes- y una serpiente por cola, era también hijo de Equidna y hermano de Orto, el perro de dos cabezas que guardaba los bueyes del rey Gerión y que fue asesinado por Hércules (historia que puedes leer aquí). Su misión era asegurarse que los muertos no salieran del Hades, aunque los pocos vivos que pudieron cruzar el Estigia calmaron su furia con los pasteles de miel que los familiares de los difuntos dejaban en la tumba. 

  • Nix, la Noche, es hija del Caos y hermana de Érebo (Oscuridad), con el que tuvo a sus hijos Dís (Hemera) y Éter (Aither); también tuvo a otros hijos sola y todos ellos representaban fueras oscuras y negativas en el mundo real: Momo (Burla), Ker (Perdición), Tánato (Muerte), Hipno (Sueño), Vejez, Dolor, Engaño, Némesis (Castigo merecido), Engaño y Eris (Discordia), de la cual descendían las Hespérides -en cuyo jardín estuvo Hércules. Dicen que hasta Zeus la temía, pues cuando persiguió, furioso, a Hipnos, este se refugió en la Noche y el padre de los dioses lo dejó marchar...

  • Estigia es una de oceánides, hermana de Eos y Asteria; se casó con Palante, hijo del titán Críos y de Euribia, la hija de Ponto, nieta de Gea. Diosa del río infernal que hacía de frontera con el reino de Hades, es la mayor de las hijas de Oceáno, y tuvo varios hijos: Celo (Gloria), Nike (Victoria), Cratos (Poder) y Bia (Violencia). Ayudó a Zeus en la lucha entre los dioses y los titanes, a petición de su padre, presentándole a sus cuatro hijos, que simbolizaban las fuerzas más importantes a utilizar en el conflicto. Como premio, Zeus le concedió varias cosas: sus hijos vivirían junto a él, representando sus atributos, todos los juramentos solemnes se harían poniendo sus aguas como testigo y una jarra de oro con su agua estaría en el Olimpo para verificar si un dios juraba en falso, pudiendo castigarle entonces sin néctar y ambrosía durante un año y sin compañía divina durante nueve.