La caja de Pandora.


Pandora significa "todos los dones". Como en la película.

Pero Pandora es mucho más: es la primera mujer, regalada por los dioses con múltiples regalos maravillosos: la belleza infinita de Afrodita, la capacidad de persuasión de Hermes y el don de la música y la suave voz de Apolo, las Gracias, suaves y sensuales vestidos. Pero Pandora es, también, un arma contra el hombre, pues Zeus quiere acabar con él a causa de la desobediencia del titán Prometeo -tan amigo de los humanos que les regaló el mismísimo fuego de los dioses. Así, esta mujer deberá llevar la perdición, y así se lo hace saber a Hefesto, el más habilidoso del Olimpo, a fin de que la cree bella, perfecta, en casi todo similar al hombre, pero dotada de capacidad para retrasarle en el trabajo y hacerle olvidar hasta sus pensamientos...

Como último regalo, Zeus le entrega una caja que no deberá abrir bajo ningún concepto. En ella, sin la mujer saberlo, están encerrados todos los males que destruyen a la raza humana: la enfermedad, la venganza, la ira, el mal del mundo. Y entrega a Pandora como esposa a Epimeteo -llamado "el que reflexiona tarde"-, hermano de Prometeo; este, deslumbrado por la belleza de la mujer, acepta sin dudar el regalo, desoyendo los sabios consejos de su hermano: no coger ningún presente que venga de Zeus, por si acaso...

Movida por la curiosidad, con el tiempo Pandora no pudo resistirlo y abrió la caja que Zeus le había regalado. Y en un momento todos los males se repartieron por el mundo, sin poder ser contenidos por las sensuales manos de la mujer... Asustada, Pandora cerró la tapa justo cuando el último objeto de la caja iba a salir: la esperanza. Posteriormente, arrepentida y viendo lo que su acción había provocado en la Humanidad, se dedicó a ir ofreciendo a los hombres, uno a uno, la posibilidad de contar con la esperanza, pues ella la tenía -esta vez sí-, bien guardada.

4 aportaciones:

MAGAH dijo...

Ahà! Mire a Pandora y de donde nos vienen tantas cosas feas!

Esperanza, sin duda, siempre!

Abrazo!

Cayetano dijo...

Era inevitable que el machismo griego, como el hebreo, acabara echando la culpa de todos los males a las mujeres. Pandora es la Eva bíblica y su curiosidad superó a su prudencia.
Un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

...y la curiosidad mató al gato, que dice el refrán. Una vez más me ha gustado leer estos relatos de la mitología griega. Un saludo.

Negrevernis dijo...

Queridos amigos,
un relato clásico y bien conocido por todos... Lástima esa visión negativa de la figura de la mujer, pero quizá con lectura positiva entre líneas: la esperanza también de su mano, como la Eva del Nuevo Testamento...

Un saludo.